BuscoCirujano.Com

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente
Inicio Noticias Noticias Cirugía Daño cerebral en cirugía cardíaca en niños, nuevas técnicas

Daño cerebral en cirugía cardíaca en niños, nuevas técnicas

Imprimir PDF

EE.UU- Dos métodos de monitorización podrían advertir a los médicos sobre el daño cerebral, afirman investigadores en un estudio.

Dos nuevas técnicas de monitorización podrían proveer advertencias tempranas sobre un posible daño cerebral en los niños que se someten a cirugía por defectos cardiacos, informaron investigadores.

La monitorización de la autorregulación es una técnica no invasiva que puede determinar que el flujo sanguíneo al cerebro podría ser bajo. El otro método, una prueba sanguínea, usa una pequeña muestra de sangre para detectar una lesión del tejido cerebral durante la cirugía.

Antes, los médicos carecían de una forma de detectar las lesiones cerebrales mientras ocurrían durante la cirugía cardiaca. Los detalles de la investigación fueron presentados durante una conferencia de prensa de la American Heart Association.

Las lesiones cerebrales ocurren en 30% a 70% de los bebés y niños que se someten a cirugía para reparar defectos cardiacos congénitos, que son anomalías del corazón que se hallan presentes en el nacimiento. Por cada mil nacimientos vivos en EUA, unos ocho bebés tendrán algún tipo de defecto cardiaco.


 

Noticia Destacada

Enfermedades Raras- El síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser o agenesia vaginal es un cuadro clínico malformativo debido a trastornos severos en el desarrollo de los conductos de Müller, consistente en amenorrea primaria en pacientes fenotípicamente femeninas, con ausencia de vagina y útero, pero con ovarios funcionantes.

Se acompaña de malformaciones esqueléticas, renales y de hernia inguinal, el diagnóstico se hace por lo general antes de los 20 años, por la amenorrea primaria y la incapacidad de penetración vaginal.

Los estudios complementarios que ayudan al diagnóstico son la ultrasonografía ginecológica-abdominal y transrectal, así como la resonancia magnético-nuclear. Se debe realizar también una valoración y seguimiento óseo.

Leer más...