BuscoCirujano.Com

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente
Inicio Noticias Noticias Cirugía El profesor Graeme Clark, pionero en dispositivos cocleares

El profesor Graeme Clark, pionero en dispositivos cocleares

Imprimir PDF

El profesor australiano Graeme Clark, padre del implante coclear, trabaja ahora en un nuevo dispositivo para mejorar a las personas sordas la audición de la música, después de sus investigaciones hayan logrado devolver la capacidad auditiva a más de 7.300 personas.

Clark ha sido investido hoy Doctor Honoris Causa en la Universidad de Zaragoza en un acto, presidido por el rector Manuel López, que se ha celebrado en el Edificio Paraninfo, al que han asistido distintas agrupaciones de personas sordas del país.

El especialista australiano, licenciado en Medicina y Cirugía de la Universidad de Sidney, decidió ayudar a las personas sordas cuando tan sólo tenía diez años al comprobar cada día los problemas a los que tenía que hacer frente su padre farmacéutico que padecía una sordera severa.

Su trabajo centrado en el laboratorio permitió crear un dispositivo multicanal coclear que implantó a una persona sorda en 1978 y que treinta años después ha permitido a más de 7.300 personas en todo el mundo captar los sonidos de una forma aceptable.

Este sistema se implanta dentro y fuera del oído y transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan directamente el nervio auditivo para que llegue al cerebro.

En Aragón, el Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Clínico Lozano Blesa, uno de los 45 centros implantadores que hay en España, ha realizado ya más de doscientas intervenciones, ha explicado el responsable de este equipo Héctor Vallés.

El primer implante en Aragón lo realizó Vallés en 1995 a una persona adulta en el Hospital Clínico desde el que ahora se promueve una campaña de detención precoz de la sordera a niños recién nacidos que permite implantarles este dispositivo.
Los estudios realizados confirman que si esta intervención se realiza antes de los dos años el niño puede desarrollar su lenguaje como cualquier otro que no tenga problemas de audición, aunque los mejores resultados se obtienen cuando el niño es recién nacido, ha apuntado.

Desde que se implantó este primer dispositivo en 1978, Clark ha continuado con sus investigaciones, por lo que ha sido premiado en numerosas ocasiones por distintos organismos y universidades.

Ahora trabaja en el diseño de un nuevo implante coclear que permita a las personas sordas escuchar los distintos acordes musicales uniendo las neuronas del cerebro, mediante la nanotecnología, ha afirmado.

Estas investigaciones alientan las expectativas de muchas personas sordas que, gracias a este dispositivo multicanal, han conseguido recuperar la audición o escuchar por primera vez los sonidos.
Éste es el caso de María Luisa Peña quien, con una sordera profunda, recuperó la capacidad auditiva después de que a la edad de cuarenta y cuatro años le implantaran este dispositivo.

"Al principio fue duro descubrir todos los sonidos", ha manifestado Peña, quien ahora desempeña su trabajo como funcionaria de la Administración con toda normalidad.

Ahora se muestra ilusionada con el nuevo implante en el que trabaja Clark y que le permitirá escuchar con mayor calidad los acordes de las piezas musicales, ya que, reconoce: "lo que más me gusta es escuchar la música". "Es emocionante".
De hecho, durante tres años estuvo trabajando para acostumbrar a su oído a los distintos instrumentos, ha explicado Peña, quien ha recordado que le costó un año identificar el sonido del piano.


 

Noticia Destacada

La hipófisis --también denominada glándula pituitaria--, situada en la base del cráneo y productora de una serie de hormonas que controlan el funcionamiento de casi todas las demás glándulas endocrinas del organismo, puede ser el origen de lesiones llamadas adenomas hipofisarios, ha informado la Junta en nota de prensa.
El diagnóstico y tratamiento de dichas lesiones es realizado por un equipo multidisciplinar de profesionales compuesto por endocrinos, neurocirujanos y otorrinolaringólogos.
Los adenomas hipofisarios son poco frecuentes y, por lo general, son lesiones benignas, aunque a medida que crecen pueden comprimir las vías ópticas y otras estructuras anatómicas vecinas, por lo que precisan tratamiento quirúrgico para extirpar el tumor.

Gracias a la cirugía hipofisaria endoscópica, que se caracteriza por ser mínimamente invasiva, aprovechando los orificios nasales, se consigue una mejor visualización del tejido a extirpar con una menor estancia hospitalaria y  una recuperación más rápida del paciente

Leer más...