BuscoCirujano.Com

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente
Inicio Noticias Noticias Cirugía Dr. Mora Huerta: en el 2030 el sida, cáncer y diabetes serán curables

Dr. Mora Huerta: en el 2030 el sida, cáncer y diabetes serán curables

Imprimir PDF

Para 2030, el sida desaparecerá, males como el cáncer, la obesidad y la diabetes podrán eliminarse desde la gestación, gracias a los avances médicos que podrán llevarse a cabo a partir del desciframiento de la secuencia completa del genoma humano.

Los avances tecnológicos permitirán que 90% de las cirugías se realice sin abrir el cuerpo, pues se harán a través de un monitor. Los médicos sabrán mucho de algo en específico gracias a las subespecialidades. Esos son los pronósticos del doctor Antonio Mora Huerta, organizador del XII Congreso Internacional de Avances Médicos, que se llevó a cabo en febrero, en Guadalajara.

 

Pero esas proyecciones son conservadoras, pues el futuro médico rebasará pronósticos, adelanta Mora Huerta, subdirector de Enseñanza e Investigación del Hospital Civil Fray Antonio Alcalde, en la capital tapatía, quien convocó a 32 instituciones internacionales y 55 nacionales para compartir información sobre medicina genómica e ingeniería biomédica, entre otros temas.

La evolución médica que hemos tenido en los últimos 20 años ha sido mayor que la lograda en los 100 años anteriores. El desciframiento de la secuencia del genoma

humano es un parteaguas; lo que hoy sabemos abre todas las posibilidades para prevenir y tratar males, pues tiene una gran relevancia para la biomedicina y la genética clínica. “Hasta 2010 sabemos que un paciente con padre y madre diabéticos indudablemente será diabético, pero a partir del genoma humano este gen podrá ser detectado y eliminado en el vientre materno, quitándole al paciente toda posibilidad de ser diabético”, dice el investigador.

Mora Huerta afirma que descifrar el genoma humano permitirá clonar hígado, páncreas y otros órganos; “ya empiezan a proliferar los bancos de células y esto cambiará mucho la perspectiva de cómo vamos a trabajar los médicos tanto preventiva como curativamente”.

La explicación científica

Los genes son la base de todo ser humano y conociéndolos todo es posible, incluso la clonación. El humano tiene 23 cromosomas y cada uno tiene millones de genes; el genoma humano es el descubrimiento de todos esos genes, con ello podemos saber las deficiencias con las que nace un humano, así podremos eliminar la predisposición genética de muchas enfermedades.

Incluso algunas adicciones que, está comprobado, tienen predisposición genética, como el tabaquismo y el alcoholismo, las cuales podrían desaparecer si se modificara el gen que las facilita.

Según el médico, estas modificaciones en los genes podrían ocurrir incluso en la próxima década.
Mora Huerta dice que los avances tecnológicos han sido sorprendentes y que la tendencia va encaminada a la mínima invasión. Hace 20 años, sólo los cubanos hacían laparoscopia (técnica de endoscopia que permite la visión de la cavidad pélvica-abdominal con un lente óptico). Hoy, 80% de los cirujanos puede extirpar la vesícula sin abrir al paciente; es más, hay médicos que ya no saben hacerlo a cuerpo abierto, pues no se los enseñaron porque es un método antiguo.

“El cambio más fuerte que traerán los avances tecnológicos será sin duda en las cirugías, pues para 2030 habrá pacientes que se sometan a éstas sin presentar siquiera una cicatriz; así, tendrán una recuperación de 24 horas, lo que antes llevaba 10 días”, dice el doctor.

Básica, la tecnología

“En 20 años vamos a operar en un monitor con mecanismos más robotizados; habrá programas más avanzados que ayudarán a los diagnósticos. Hoy en México hay por lo menos cinco equipos de rayos gama que casi nos dibujan el cuerpo humano, donde podemos localizar tumores y saber exactamente cómo están por dentro, sin necesidad de abrir; sólo falta que desde el monitor arrastremos ese tumor, como si se tratara de un programa de iPad o iPhone”, dice.

Enfermedades como el sida, que apareció hace 30 años y que resultó amenazante para la humanidad, hoy se puede controlar igual que una diabetes. Se controla, pero no se cura y la calidad de vida de un portador de VIH puede ser muy buena. “En 20 años no dudamos que habrá una cura y que se venderá en las farmacias. Las investigaciones al respecto están muy avanzadas; hoy los retrovirales dan oportunidad de vivir 30 años con VIH sin llegar a la muerte”, comenta.

El cáncer es una enfermedad degenerativa que apareció cuando la esperanza de vida se incrementó. En un futuro, no sólo podremos eliminarlo genéticamente sino, además, detectaremos cuál es exactamente el aminoácido que hace falta en el cuerpo para que el mismo sistema inmunológico pueda reparar las células que están ocasionando el cáncer.

Lo mismo ocurrirá con la diabetes; los estudios nos están encaminando a la producción de bacterias que, introducidas en el organismo, producirán insulina. El control actualmente lo tenemos al 100%; lo que sigue es llegar a una curación y en eso se está avanzando.

La era de la información

El investigador explica que el papel de los pacientes también es importante y que ya está cambiando desde ahora. “Hoy, cuando un paciente llega a consulta, ya indagó sobre su padecimiento, cuentan con más información que los pacientes de hace 20 años, saben qué síntomas son comunes en su enfermedad y eso nos ayuda a que tomen en serio sus tratamientos”, dice.

Los médicos tampoco son los mismos. Hasta hace 20 años había más médicos generales que especialistas, sólo existían cuatro especialidades: ginecología, pediatría, cirugía general y medicina interna. A pasos agigantados la medicina se ha especializado, hoy hay subespecialidades y se seguirá avanzando de modo que habrá médicos que sepan mucho de una sola área de la medicina. Así, el margen de error disminuirá.

Para 2030, la medicina le habrá regalado a la humanidad por lo menos 10 años más de vida y para 2050 quizá 40 años. Hay estudios que no descartan que en 40 años la expectativa sea de 120 años.

“Para México, en 2030 el promedio de vida rebasará los 85 años. Es probable que en 20 años veamos a alguien de 70 con las condiciones de salud con las que hoy vemos a alguien de 60 años”, dice.

El problema, agrega, será social y psicológico, pues la medicina dará 85 años de vida en promedio. Tendremos ocho generaciones en el mismo espacio, con diferentes pensamientos y oportunidades.

Mora Huerta dice que los buenos hábitos son importantes para que esos 85 años se disfruten con calidad, como dormir ocho horas, comer saludablemente, dejar tabaco, alcohol y drogas y hacer ejercicio. Si se lleva un equilibrio, la medicina será la mejor aliada de la vida.


 

Noticia Destacada

Los médicos pueden no solo utilizar las Google Glass para retransmitir en directo las operaciones. Actualmente las Google Glass  van camino de convertirse en una herramienta casi imprescindible en los quirófanos. Permiten controlar en todo momento las constantes vitales del paciente, evitando así que los cirujanos tengan que desviar la atención a los monitores. Además selecciona lo que el cirujano debe saber en cada fase de la intervención. La aplicación la crearon los doctores de la clínica Teknon. Avances de la ciencia y la tecnología.