BuscoCirujano.Com

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente
Inicio Noticias Noticias Cirugía Galicia: fué trasplantado de corazón un bebé de 4 meses

Galicia: fué trasplantado de corazón un bebé de 4 meses

Imprimir PDF

La operación se realizó el pasado 27 de julio y hasta principios de esta semana el niño no recibió el alta. "Fue una intervención muy compleja, de unas seis horas, pero afortunadamente no hubo complicaciones", explica Portela. Durante unos días, el bebé permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos motorizado y con desfibrilador, pero evolucionó sin ningún problema. El facultativo del centro coruñés aclara que la primera semana después del trasplante es crucial para ver cómo el paciente acepta el nuevo órgano.

Un corazón provisional

El bebé ingresó hace dos meses en el hospital coruñés, procedente del área sanitaria de Santiago, con una miocardiopatía dilatada que le provocó un deterioro del corazón. El cardiólogo recuerda que el paciente "llegó muy grave, con el corazón muy dilatado y sin fuerza para latir". Hasta que apareció el donante y se pudo realizar el trasplante pediátrico, el pequeño sobrevivió con una asistencia ventricular mecánica de larga duración, un

dispositivo de 10 miligramos de capacidad y unos 30 de peso, que actúa como una especie de corazón artificial. El mecanismo se le implantó el 15 de junio y era la primera vez que se hacía una intervención de este tipo en Galicia.

Quince días antes ya se le había probado otro sistema provisional de corta duración, pero al evaluar la gravedad del paciente, los doctores decidieron que era preferible conectarle el corazón artificial al ventrículo izquierdo del suyo para ayudarle a impulsar sangre hacia la arteria aorta, el principal vaso sanguíneo del cuerpo. "Este sistema es de los más estables y puede funcionar entre unos dos y tres años", indica Portela. El bebé tuvo que estar hospitalizado hasta que apareció el donante, ya que la asistencia cardíaca requiere unos cuidados muy específicos.

El tiempo de espera no superó los dos meses, algo nada habitual porque, aunque los niños tienen prioridad sobre los adultos en la listas de espera por un órgano, según el especialista del Materno, "es muy difícil encontrar un donante tan pequeño; la mayoría son por accidente y aún así se debe comprobar que sea perfectamente compatible con el grupo sanguíneo del receptor". Aparte de la compatibilidad, entran en juego factores como que, además del bebé gallego, había otros dos en España que esperaban un órgano de las mismas características.

Ahora, el pequeño tendrá que acudir al centro coruñés una vez a la semana para que los médicos comprueben su evolución. "El primer año requiere revisiones más exigentes, pero luego serán cada vez más espaciadas e incluso podrá controlarse en el centro sanitario de su zona", explica el responsable de Cirugía Infantil del Materno. El doctor destaca también que, pese a la intervención, "el niño podrá llevar una vida totalmente normal".

Desde que empezó a funcionar el Área Infantil del Corazón en el Materno Infantil Teresa Herrera de A Coruña, en el año 1997, los especialistas del centro han realizado unos 25 trasplantes de corazón a menores.

"El trasplante cardiaco es siempre la última opción y, en este caso, no había otra", subraya Francisco Portela. Los facultativos sólo recomiendan recurrir a esta medida cuando el órgano sufra patologías que no pueden ser revertidas mediante ninguna otra técnica quirúrgica o tratamiento farmacológico y en los niños, sólo si el paciente sufre una enfermedad irreversible que afecta al motor de su aparato circulatorio.

España, con 34,4 donantes por millón de personas y más de 4.000 trasplantes de órganos efectuados en 2009, mantiene su liderazgo mundial, según la publicación oficial de la Comisión de Trasplantes del Consejo de Europa en su edición de este año, que estará disponible a partir de septiembre y cuyos datos adelantó ayer el Ministerio de Sanidad.

"Esta actividad sigue creciendo en España de forma sostenida, fundamentalmente gracias a las donaciones de los familiares de las personas mayores fallecidas", indica Sanidad. El año pasado hubo unos 1.605 donantes, lo que supone una tasa media de 34,4 donantes por millón de personas, y se efectuaron el 17,5% de todas las donaciones de órganos de la Unión Europea en 2009. En este período se realizaron 4.028 trasplantes, con máximos históricos en riñón, con 2.328 intervenciones y en pulmón con 219. A mayores, se hicieron 1.099 trasplantes hepáticos, 274 cardiacos, 97 de páncreas y 11 de intestino.

En este sentido, Sanidad recuerda que la puesta en marcha del Plan Estratégico Donación 40, que busca alcanzar los 40 donantes por millón de personas, incluye medidas como el fomento de la donación de vivo, la donación cruzada y la de corazón parado (asistolia), así como el incremento de la cultura de la donación entre las poblaciones nacidas fuera de España.

La Organización Nacional de Trasplantes, que edita la publicación, cifra en 9.152 los donantes registrados en la Unión Europea y un aumento del 2,2%. Este ligero incremento ha permitido elevar en un 3,8% el total de trasplantes efectuados, hasta alcanzar los 28.875. "Se trata de una cifra a todas luces insuficiente, sobre todo si se tiene en cuenta el número de pacientes europeos en lista de espera para recibir un trasplante. A 31 de diciembre de 2009, 64.726 personas esperaban un trasplante en Europa", recalca el Ministerio de Sanidad.

Estos datos, añade, ponen de manifiesto la "necesidad urgente" de incrementar las donaciones de órganos en toda Europa. En 2009 estas cubrieron únicamente el 44,6 % de las necesidades de órganos de los pacientes europeos.


 

Noticia Destacada

"Muchos pacientes de cirugía bariátrica para la obesidad mórbida pueden hacer grandes volúmenes de ejercicio, y esto debe ser altamente recomendado para mejorar su estado físico y salud", informó la doctora Meena Shah, del Centro Médico de la University of Texas, en Dallas. En un ensayo aleatorio publicado en la revista Obesity, el resultado principal -el consumo máximo de oxígeno (VO2max) relativo al peso corporal- aumentó en un 10 por ciento en el grupo que hizo ejercicio, pero disminuyó levemente en el de control.

El grupo de personas que practicó ejercicios también tuvo un mayor gasto de energía

Leer más...