BuscoCirujano.Com

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente
Inicio Noticias Noticias Cirugía 5000 cirugías en la Fundación Centro de Cirugía Especial de México I.A.P

5000 cirugías en la Fundación Centro de Cirugía Especial de México I.A.P

Imprimir PDF

Dassaev Alejandro Villegas nació con parálisis cerebral leve. Conforme fue creciendo, no caminaba, sólo gateaba; durante los primeros años de su vida se arrastró por el suelo sin poderse mover; permanecía acostado o en silla de ruedas.

A lo largo del tiempo sus padres buscaron varias opiniones para escuchar siempre lo mismo: “su hijo debe continuar con terapia física, no hay más que hacer”. Con el firme deseo de mejorar el estado de su hijo, no empeorarlo, no complicarlo, no limitarlo, Alma Delia Lezama y Jorge Gutiérrez, padres de Dassaev, se enteraron de la Cirugía Mínimo Invasiva en Parálisis Cerebral de la Fundación Centro de Cirugía Especial de México I.A.P, fundada por el doctor Salvador Mercado. Así fue como el 3 de noviembre del 2005 Dassaev entró a quirófano para recibir nueve correcciones quirúrgicas, por medio de incisiones en piel menores a un centímetro.

“Teníamos serías dudas, miedos, pero necesitábamos mejorar las condiciones de sus contracturas. Como padres de un hijo con parálisis cerebral sabíamos el riesgo de una cirugía agresiva, de larga recuperación y poca efectividad: son interminables las anécdotas al respecto; pero este método seguía otras rutas que decidimos seguir”, dicen

Las destrezas de Dassaev antes de la cirugía estaban muy limitadas por sus contracturas en caderas, rodillas y tobillos, y sus piernas giraban hacia adentro, “posición típica en todo niño con Parálisis Cerebral Infantil con afección en Miembros Inferiores”, comenta Gabino Adalberto Silva Torres, quien es médico cirujano de este centro.

“A diferencia de los tratamientos quirúrgicos realizados hasta antes de 2003, la Cirugía Mínima Invasiva ha permitido correcciones simultáneas en dedos, tobillos, rodillas, caderas, hombros, codos, muñecas y dedos en un solo evento quirúrgico, a través de Cirugía Mínima Invasiva y tiempos de cirugía menores a una hora, con cicatrices mínimas.

Hacemos elongación de tendones (hacer cortes especiales en músculos y tendones para alargarlos), lo que permite más extensión y movilidad en los miembros. Todo niño que tenga la fuerza para mantenerse de pie es candidato a volver a caminar con esta técnica.

“Con esta cirugía procuramos que los niños logren una vida independiente, evitar deformidades, apoyar a los padres y con ello evitar que los niños crezcan y se hagan mayores con deformidades en la que se precisan cirugías mayores y cortes más grandes”, dice.

Estadísticas nacionales

Se trata de una técnica que surgió en México que no se aplica en ninguna otra parte del mundo. Fue el doctor Salvador Mercado quien inventó este procedimiento o técnica, conocedor de que en México nacen más de 12 mil nuevos casos de Parálisis Cerebral cada año.

De acuerdo con el informe anual “Estado Mundial de la Infancia” del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia UNICEF, en las zonas rurales de México 58% de los niños menores de cinco años presentan deficiencias físicas y mentales por la mala alimentación y el cociente intelectual se ve disminuido en un 10% y la estatura en 12 centímetros.

Tres semanas después de la cirugía, Alma y Jorge acudieron a consulta con Dassaev en brazos, ante lo cual el doctor Mercado les cuestionó y le pidió que se intentara parar apoyándose en el escritorio. El logro: caminó por vez primera.

Después de preguntar si en verdad podía sostenerse sin ayuda, Dassaev se incorporó apoyándose por primera vez -a los seis años- sobre sus propias piernas y para sorpresa de los padres, su hijo había crecido alrededor de 10 centímetros. Meses después se diagnosticó una falta de masa muscular, se indicaron ejercicios especiales con pesas para fortalecer ciertos grupos musculares e iniciar deportes y se recomendó practicar futbol, subir escaleras y hacer natación.

Hoy, con 15 años y después de tres intervenciones, Dassaev participa activamente de competencias nacionales e internacionales de natación, y cuenta con 35 medallas. “Camina, corre, patea la pelota, y tiene una vida independiente; sólo se apoya en un bastón”, dice lamadre.

Dassaev cursa estudios de preparatoria, quiere estudiar informática, dice que la Cirugía Mínima Invasiva ha elevado su autoestima, y se siente muy satisfecho de haber desarrollado capacidades que antes no tenía.

Así lo cuenta él mismo: “Hoy soy un hombre autónomo; un atleta de alto rendimiento seleccionado de la Asociación de Deporte para Personas con Parálisis Cerebral del Distrito Federal, Adeppacdf, y a finales de noviembre competiré en el VII Campeonato Nacional Multideportivo en el Estado de México”.

“Cada vez que mi hijo gana una medalla -comenta su padre- celebro haber tomado la decisión de intervenirlo a través del método de la Cirugía Mínima Invasiva. En el pasado nos habían dicho que no lo podrían intervenir porque sus rodillas quedarían tiesas. Hoy, la fuerza de sus rodillas, cadera y piernas es justo lo que le permite avanzar hacia las metas que se ha propuesto en la vida y el deporte.”

Vidas e historias

Actualmente, el Centro de Cirugía Especial de México lleva a cabo una campaña denominada 100 vidas, 100 historias que procura cambiar el destino de niños en extrema pobreza con parálisis cerebral corrigiendo su postura, sus contracturas por medio de la Cirugía Mínimo Invasiva. Se trata de una cirugía cuyo costo real es de 360 mil pesos; pero para estos 100 niños será gratuita. La campaña está dirigida a grupos de población vulnerable en situación de riesgo, por su condición de abandono o desprotección física, mental, jurídica o social.

Hasta la fecha esta institución ha realizado con éxito más de cinco mil cirugías a niños en pobreza extrema con el fin de corregir casos de malformaciones o deformidades graves que producen discapacidad.

En los últimos cinco años se ha revolucionado el manejo de los problemas asociados a Parálisis Cerebral. “Ahora es posible mejorar o corregir contracturas, deformidades, postura, saliveo. El tratamiento ha mostrado resultados especialmente importantes no logrados antes con otros tipos de cirugía, con una mejoría importante para tomar y sostener objetos, estar en pie, caminar, mantener el equilibrio y mejorar la forma de caminar”, aseguran.

El tratamiento de la Cirugía Mínimo Invasiva se aplica en personas con diferentes formas de Espasticidad (músculos tensos y rígidos con reflejos profundos y exagerados), en especial para niños con Parálisis Cerebral Infantil con problemas de contracturas articulares en hombros, codos, muñecas, caderas, rodillas tobillos y dedos de los pies.

Este tratamiento corrige contracturas, mejora postura, equilibrio y marcha; acorta tiempos de recuperación, evitar deformidades de los niños en crecimiento y disminuir o evitar la terapia física obligatoria en instalaciones médicas o Centros de Rehabilitación.

Prejuicios y mitos

“Parálisis” se refiere a una alteración en el movimiento o postura y “Cerebral”, a la ubicación de la lesión a nivel del encéfalo (cerebro). Si alguna persona sufre de Parálisis Cerebral significa que debido a una lesión en el cerebro esta persona no puede utilizar algunos de los músculos de su cuerpo en forma normal.

Los niños con Parálisis Cerebral no pueden caminar, hablar, comer o jugar de la misma manera que la mayoría de niños. El diagnóstico habitualmente se realiza pronto, después del nacimiento, sin embargo existen casos donde los síntomas son leves o no conocidos por los padres y el diagnóstico se hace en forma tardía, comprometiendo las posibilidades de mejorar con tratamiento oportuno. Esta enfermedad puede causar un gran número de síntomas, incluyendo convulsiones, espasmos musculares, problemas visuales y de audición, hiperactividad y trastornos de aprendizaje.


 

Noticia Destacada

Científicos en Estados Unidos afirman que las articulaciones biológicas, creadas con las propias células del paciente, podrían reemplazar pronto a los implantes artificiales de metal o cerámica. Los experimentos con animales llevados a cabo, dicen los investigadores en la revista británica The Lancet, lograron regenerar con éxito superficies articulares de hombro completas utilizando las propias células. Y ahora esperan comenzar ensayos más amplios para probar la técnica.

El avance, dicen los científicos, podría cambiar radicalmente la calidad de vida de pacientes cuyos hombros, rodillas o caderas deben ser reemplazadas debido a lesiones o enfermedad.

Andamio biológico

Leer más...