BuscoCirujano.Com

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente
Inicio Noticias Noticias Cirugía Innovadora técnica de precisión en la cirugía de rodilla, por el dr. Iñigo Herrera

Innovadora técnica de precisión en la cirugía de rodilla, por el dr. Iñigo Herrera

Imprimir PDF

Unidad de Traumatología del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi

"El navegador para prótesis es una herramienta tecnológica e informática que nos está ayudando a que operaciones de implante de prótesis se hagan con muchísima mayor precisión que las intervenciones tradicionales, donde el corte se hace, como se ha venido haciendo de forma manual. La experiencia nos está demostrado que en los implantes de rodilla guiados por navegador, los porcentajes de errores se reducen de modo significativo", explica el dr. Iñigo Herrera, especialista de la Unidad de Traumatología del hospital vizcaino.

 

Teniendo en cuenta que la población envejece y que cada vez se realizan más intervenciones de estas características, la innovadora cirugía cuenta con una especial relevancia ya que una prótesis de rodilla incorrectamente ajustada y alineada, "puede provocar que su vida útil se rebaje considerablemente debido a un juego deficiente de la articulación. Si esto sucede el paciente debe de someterse a una nueva operación para colocarse una prótesis de rescate, mucho más cara y con una intervención quirúrgica más compleja. Con esta técnica la posibilidad de que esto suceda se reduce de forma drástica", añade el experto.

El empleo del navegador asociado a técnicas mínimamente invasivas permite también que el implante de la prótesis de rodilla se efectúe "de una manera mucho menos cruenta, reduciendo el sangrado y acelerando la recuperación del paciente, pudiendo rebajar los días de ingreso en el hospital", apunta.

Por el momento, la unidad de Traumatología del Hospital San Juan de Dios de Santurtzi es la que posee el único navegador integral para rodilla, revisión de rodilla, cadera, osteotomía tibial y plastia de ligamento cruzado anterior de los centros sanitarios de Bizkaia y Gipuzkoa. "A medio plazo, Osakidetza tendría que incorporar esta técnica en su red de hospitales ya que no sólo reduce el sufrimiento del paciente, sino que es una buena herramienta para rebajar el gasto sanitario", reconoce el doctor Iñigo Herrera.

Para esta innovadora cirugía, el centro vizcaino cuenta con un equipo altamente cualificado y con una experiencia acreditada en su manejo. De ahí que su intención sea ampliar, en breve, los usos del navegador como ayuda para el implante de prótesis de cadera.

Tres elementos componen las prótesis de rodilla. El primero: femoral y de carácter metálico, va insertado en la parte del fémur que forma parte de la rodilla ; el segundo y también metálico, llamado tibial, se coloca en la parte superior de la tibia; y en medio, se pone una pieza de polietileno haciendo las funciones que normalmente realiza el menisco.

"A la hora de insertar los componentes femoral y tibial en los huesos, se realizan varios cortes en ellos guiados manualmente. Los cirujanos se sirven de la introducción de una varilla metálica de una longitud relevante -llamada guía intramedular- que se inserta en el interior del fémur y de la tibia para la colocación de las guías de corte, aunque también existe la posibilidad de usar una guía externa en la tibia sin que afecte al canal medular de la misma", explica el experto.

En estos cortes, la precisión es clave, ya que la más mínima desviación en alguno de sus ángulos provoca que la prótesis quede mal alineada con el eje de la pierna y que, "con el paso del tiempo, al flexionar y extender la rodilla, la prótesis sufra un desgaste precoz y anormal y deba ser cambiada"

¿Qué aporta la técnica? "Hay que dejar claro que se trata de una ayuda técnica e informática que mantiene en todo momento la capacidad y autonomía del cirujano para elegir lo más adecuado para el paciente", recalca. "El navegador nos permite realizar los cortes con la precisión de un ordenador sin el uso de guías introducidas en el fémur y la tibia".

"El navegador -continúa explicando el especialista del Hospital San Juan de Dios- reconstruye de forma digital el giro de las articulaciones por las referencias que toma a partir de tres puntos: la cadera, la rodilla y el tobillo. De la misma manera, por medio de unos ejes bicorticales que se hallan en el fémur y en la tibia, el navegador capta por unas unas señales específicas que se pueden transmitir por cable o por infrarrojos, la forma exacta de las zonas en las que se van a colocar las prótesis". Así, "se procesan todas los datos relativos a los movimientos y alineación de la articulación, y a la forma exacta que tienen las zonas del fémur y de la tibia en las que se asentarán las prótesis", relata el traumatólogo Iñigo Herrera.

El software del dispositivo que usa el centro hospitalario de Santurtzi permite hacer un "balance de partes blandas". "El sistema indica en una pantalla la reconstrucción exacta de la articulación del paciente ( la rodilla, la cadera...), no sólo en extensión sino también en flexión, y posibilita al cirujano llevar a cabo simulaciones virtuales sobre la forma más idónea de instalar la prótesis, y ver qué sucede en la rodilla si se varían los tamaños y orientación de los componentes".

Cuando el cirujano decide en qué posición exacta debe insertarse la prótesis -su rodilla ideal-, "el programa le va guiando automáticamente sobre los cortes a hacer en los dos huesos, para que ambas prótesis queden colocadas con una perfección milimétrica. El riesgo de error en esta operación es mucho menor que si se hace de forma manual; es una excelente ayuda".

De esta herramienta, el especialista del Hospital San Juan de Dios, destaca "su perfecta integración en el flujo de trabajo quirúrgico, se asegura hasta el máximo posible que las prótesis hacen correctamente el juego de la articulación minimizando los fallos y, asociando técnicas mínimamente invasivas, se puede rebajar el tiempo de convalecencia en el hospital permitiendo que la operación se haga de una forma menos cruenta. A medio plazo, creo que la técnica debería estar implantada también en Osakidetza porque sólo aporta beneficios", concluye.


 

Noticia Destacada

Actualmente existen más de 18 tratamientos contra el síndrome de apneas e hipopneas del sueño (SAHS), "sólo la cirugía ortognática presenta un índice de curación del 95 por ciento", según el cirujano maxilofacial el doctor Joan Birbe. Esta técnica quirúrgica corrige la posición de la mandíbula evitando que durante el sueño se deslice y obstruya la vía aérea superior.

La finalidad es desplazar levemente las bases óseas para que el oxígeno circule con normalidad y desaparezcan las apneas e hipopneas. La cirugía se realiza a través de la boca por lo que después de la intervención las cicatrices no son visibles y el perfil facial mejora.

Leer más...