BuscoCirujano.Com

  • Incrementar tamaño de la fuente
  • Tamaño de la fuente predeterminado
  • Decrementar tamaño de la fuente
Inicio Noticias Noticias Clinicas Alta tecnología para detección de cáncer en Córdoba

Alta tecnología para detección de cáncer en Córdoba

Imprimir PDF

Córdoba- El Hospital Reina Sofía ha incorporado un sistema destinado sobre todo a la detección precoz de cáncer que es único en España. Según precisó la consejera de Salud, María Jesús Montero durante su presentación, no hay un solo centro sanitario en todo el territorio nacional, "ni público ni privado", que cuente con una tecnología similar. Se trata de un equipo híbrido de última generación que combina tanto la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) como la Tomografía Axial Computarizada (TAC) y que permite aportar "mayor rapidez y precisión" a la hora de diagnosticar patologías oncológicas. Su mayor precisión es la que evitará que los pacientes se sometan a tratamientos agresivos "en zonas donde es necesaria la irradiación", por lo que influirá en una "mejor calidad de vida" de estas personas.

Entre los números que acompañan a este sistema destacan fundamentalmente su coste y la elevada cantidad de personas que se podrán beneficiar de su servicio cada año. En la parcela económica, la consejera de Salud detalló que la inversión del SAS ha ascendido a 1,5

millones de euros, un importe que convierte a este aparato en la mayor apuesta de la Sanidad andaluza para Córdoba en lo que va de año. Al referirse a los usuarios que pueden someterse a una prueba de PET y TAC durante un año, Montero afirmó que serán "más de 4.000", al tiempo que incidió en que "un paciente que se encuentre ingresado en este hospital podría ser visto justo al día siguiente". La mejora de los plazos es, en cualquier caso, más que sustancial con respecto a la tecnología que el Reina Sofía ha utilizado hasta ahora. La representante del ramo sanitario en la Junta de Andalucía recalcó que "esta máquina multiplica por cuatro la capacidad de la que teníamos hasta ahora".

El nuevo aparato que se ha incorporado al centro cordobés sustituye a otro anterior de apenas cuatro años de vida y ofrece una única imagen que aúna el estudio funcional del metabolismo celular que facilita el PET (con una resolución de 4,2 milímetros) y el anatómico que proporciona el TAC helicoidal multicorte. Esta alta resolución permite la detección de lesiones "minúsculas" y mucha exactitud en la localización anatómica. Asimismo, al disponer de ambos procedimientos, se evita la duplicidad de estudios. Entre algunas otras aportaciones más, este moderno equipamiento permitirá incrementar el número de pacientes a tratar al reducirse el tiempo de exploración -la media es de unos 20 minutos frente a los 75 minutos del otro equipo-. Además, la dosis del radiofármaco utilizado en estos procesos se reduce a la mitad hasta situarse en los cinco milicurios, es decir, que descienden los niveles de radiación a los que se expone el enfermo.

El PET ofrece información bioquímica y metabólica de órganos y tejidos y es capaz de detectar precozmente alteraciones en determinadas patologías antes de que evidencien cambios morfológicos. En oncología se emplea sobre todo en el diagnóstico de nódulo pulmonar solitario, estadificación de cáncer de pulmón no microcítico, cáncer de colon, linfoma de Hodgkin, melanoma y en recurrencia local del cáncer de cabeza-cuello y del cáncer medular de tiroides y en recidiva del cáncer de tiroides, así como en otros tipos de tumores.

El Reina Sofía ha bautizado la sala en la que se encuentra como José María Latre, un homanaje póstumo al jefe de Medicina Nuclear, quien falleció el pasado junio en su propio lugar de trabajo. A la presentación de este nuevo sistema acudieron los familiares  del doctor Latre, a quien Montero agradeció su asistencia y recordó el "importante papel" que el fallecido facultativo desempeñó en la Medicina Nuclear cordobesa.


 


 

Noticia Destacada

Actualmente existen más de 18 tratamientos contra el síndrome de apneas e hipopneas del sueño (SAHS), "sólo la cirugía ortognática presenta un índice de curación del 95 por ciento", según el cirujano maxilofacial el doctor Joan Birbe. Esta técnica quirúrgica corrige la posición de la mandíbula evitando que durante el sueño se deslice y obstruya la vía aérea superior.

La finalidad es desplazar levemente las bases óseas para que el oxígeno circule con normalidad y desaparezcan las apneas e hipopneas. La cirugía se realiza a través de la boca por lo que después de la intervención las cicatrices no son visibles y el perfil facial mejora.

Leer más...